Estudio de Caso

Transversalidad de género en el Ministerio de Cultura en los Territorios Palestinos Ocupados


SDGs ADDRESSED

Objetivo 5: Igualdad de género Objetivo 16: Paz, justicia e instituciones fuertes

Este estudio de caso se basa en las lecciones aprendidas del Gobernanza económica, reforma regulatoria, participación pública y desarrollo en favor de los pobres en los OPT
Lee mas



SECCIONES

Socios del proyecto

https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS

1. RESUMEN

Las prácticas de este programa fueron diseñadas para enfocarse en la transversalidad de género en el Ministerio de Cultura de los Territorios Palestinos Ocupados (el programa). Si bien ya existían estrategias de desarrollo relevantes, éstas carecían de perspectiva de género, al igual que las instituciones encargadas de su aplicación. El programa logró un cambio radical a través de una estrategia innovadora, basada en alianzas estratégicas, formulación y análisis de políticas, evaluación de necesidades y desarrollo de capacidades en todos los niveles. La mejora de las capacidades culturales tuvo un impacto positivo en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), además de que se enfocó en el empoderamiento de las mujeres en ámbitos culturales relacionados.

Taller de integración de la perspectiva de género

Taller de integración de la perspectiva de género

2. SITUACIÓN INICIAL

Las perspectivas de las mujeres y su contribución a las políticas y actividades del Ministerio de Cultura se encontraban en gran medida ausentes. Las mujeres contribuían a la cultura palestina en el contexto de la producción, a través de la literatura, artesanía, producción agrícola, cine, arte y más. Sin embargo, estaban limitadas por una sociedad patriarcal, además de restricciones laborales y la ausencia de apoyo familiar o comunitario. Para mejorar y sostener las contribuciones de las mujeres palestinas, era necesario reconocerlas y apoyarlas en diferentes niveles. El patrimonio cultural palestino no había sido previamente   evaluado desde una perspectiva de género y las contribuciones y roles de las mujeres en la cultura no habían sido institucionalizados con políticas nacionales y estrategias de desarrollo de capacidades. El Plan de Reforma y Desarrollo de Palestina 2008-20101 destacó la importancia de la estrategia para la cultura como una plataforma pionera para el desarrollo, pero era necesario analizarla desde una perspectiva de género para evaluar las brechas de género en los planes de institucionalización y el desarrollo de capacidades relacionadas con el rol de las mujeres en los ministerios palestinos o como productoras de cultura en general.

1  http://siteresources.worldbank.org/INTWESTBANKGAZA/
Resources/PRDP08
-10.pdf

3. ESTRATEGIA

El programa adoptó una estrategia innovadora e interdisciplinaria, buscando un enfoque integral para la promoción de la diversidad cultural como vía de desarrollo. Esta estrategia fue construida mediante un proceso de retroalimentación circular, estructurado en tres componentes interrelacionados: el desarrollo de capacidades, la formulación de políticas y el establecimiento de alianzas.

La implementación de esta estrategia siguió un enfoque ascendente: 1) incluir a todos los actores relacionados con la protección y la promoción de la diversidad cultural palestina (comunidades locales, sector privado, sociedad civil en general y funcionarios gubernamentales tanto a nivel central como local); 2) dirigir actividades “in situ” sobre el terreno (formación en el lugar de trabajo) y 3) utilizar las lecciones aprendidas a nivel comunitario para alimentar el desarrollo de la política nacional y viceversa.

4. RESULTADOS E IMPACTO

  • Creación de asociaciones y concientización. Se celebraron varias reuniones con representantes de los diferentes niveles administrativos del Ministerio de Cultura y el Ministerio de Asuntos de la Mujer. Además, se organizaron reuniones y talleres con partidarios de la igualdad de género e instituciones académicas.
  • Apoyo en la formulación de políticas. En marzo de 2011, el Ministerio de Cultura aprobó la primera estrategia del sector cultural palestino con perspectiva de género. Este logro fue precedido por diferentes fases:
     
    Fase 1: Desarrollo de capacidades. Se organizó un taller sobre la incorporación de la perspectiva de género en el Plan Nacional para la Cultura Palestina 20072 (NPPC, por sus siglas en inglés). Los objetivos del taller fueron los siguientes:
    • Desarrollar la habilidad de leer y analizar proyectos de desarrollo y diseñar actividades para promover la igualdad social y la equidad de género.
    • Proveer capacitación sobre análisis de proyectos desde una perspectiva de género.
    • Discutir algunas prácticas y elementos culturales de la sociedad palestina con el uso del concepto de género (por ejemplo, la relación entre cultura y género).
    • Revisar la estrategia cultural incluyendo el análisis de las realidades/casos, estrategias e intervenciones desde una perspectiva de género.
    • Modificar el NPPC desde una perspectiva de género, incluyendo el análisis de realidades/casos y objetivos, mientras se enfoca en  políticas e intervenciones.

    Fase 2: Identificar las principales brechas en el NPPC desde una perspectiva de género.
     
    Fase 3: Evaluar las necesidades de personal base del Ministerio de Cultura: En 2011 se realizó un estudio para evaluar las necesidades del personal funcional del Ministerio de Cultura mediante un proceso consultivo que incluyó a representantes del Ministerio de Asuntos de la Mujer y del Ministerio de Cultura.

  • Incorporación de la perspectiva de género en el Plan de Acción de la NPPC. Esto fue realizado apoyándose en un enfoque participativo y esfuerzos colectivos sobre la base de una colaboración plena entre los dos principales ministerios interesados en desarrollar la estrategia, el Ministerio de Asuntos de la Mujer y el Ministerio de Cultura. Asimismo, se realizó una revisión del Plan de Acción para la Cultura, incluyendo los resultados y mecanismos, a través de la realización de entrevistas personales, días de   trabajo colectivo y grupos focales.
  • Creación y capacitación de un equipo base para realizar funciones desde una perspectiva de género. Un experto nacional en género diseñó un plan de capacitación para mejorar y fortalecer las habilidades del equipo base. Este grupo estuvo compuesto por entre 25 y 30 empleados (hombres y mujeres) de diferentes niveles administrativos del Ministerio de Cultura, que sirvieron de puntos focales para la integración de la perspectiva de género en el ministerio y sus oficinas en las provincias. El equipo base estuvo formado por varias administraciones generales del Ministerio de Cultura y de diversas provincias palestinas.
 

2  http://www.unesco.org/new/en/ramallah/culture/institutional-
development/cultural-policies-and-planning/national-plan-for-palestinian-culture/

5. RETOS

Los expertos en género del programa observaron las políticas y los planes nacionales culturales sobre igualdad de género contaron con recursos limitados. También, destacaron una falta de conocimiento y experiencia en cuestiones de género. Los temas de investigación y las materias no fueron siempre vistas a través de un enfoque de género. Los investigadores no confiaron en el análisis de caso/realidad de las mujeres y hombres desde una perspectiva de género dentro del contexto palestino.

6. LECCIONES APRENDIDAS

  • La construcción de alianzas fuertes entre las partes interesadas -organismos internacionales, instituciones oficiales, ONG, instituciones nacionales y académicas-, basadas en el diálogo y con la finalidad de alcanzar la equidad y la igualdad de género, fue la llave para el éxito del programa. Las claves de éxito incluyeron, además, el desarrollo de una visión común para alcanzar acuerdos y consensos para apoyar las metas relacionadas con la equidad de género, dentro de la estrategia del país o la actividad de desarrollo.
  • La participación de los ministros de Cultura y de Asuntos de la Mujer fue crucial para el propósito de demostrar compromiso, apoyo y promoción, y para dar legitimidad al desarrollo de políticas sensibles al género en el sector cultural.
  • Abordar los aspectos de la desigualdad de género en el Ministerio de Cultura a través de la investigación, el análisis internacional y la evaluación de las necesidades basada en el género resultó ser otro elemento clave del éxito.
  • La movilización del personal base del Ministerio de Cultura fue un paso integral en el proceso de planificación, basado en la evaluación de las necesidades de género.
  • La participación directa de todos los empleados del Ministerio de Cultura que crearon el Plan de Acción fue crucial, ya que el éxito de cualquier misión recaía en gran medida en la comprensión por parte del personal base de los deberes que se esperaban de ellos.

Factores clave para el éxito incluyeron el desarrollo de una visión común para alcanzar acuerdos y consensos para apoyar las metas relacionadas con la equidad de género dentro de la estrategia del país o la actividad de desarrollo

7. SOSTENIBILIDAD Y POTENCIAL DE RÉPLICA

Con la finalidad de garantizar la sostenibilidad de los logros alcanzados, diversas actividades fueron enmarcadas dentro de la metodología de creación de capacidades. Adicionalmente, algunas metodologías prácticas fueron adoptadas, tales como el método "Aprendizaje por Implementación", que fue el principal método aplicado en la ejecución de todas las actividades relacionadas con el género. Para acrecentar el éxito del programa, los siguientes pasos serían esenciales:

Voluntad política

  • Establecer un memorando de entendimiento entre los niveles más altos del ministerio y ONU Mujeres, con el fin de continuar desarrollando las contribuciones de las mujeres en el sector cultural;
  • Trabajar para institucionalizar una colaboración estrecha entre el Ministerio de Cultura y los distintos ministerios oficiales cuyo trabajo se entrecruce con el de dicho ministerio, todo ello con la finalidad de adoptar una visión cultural nacional que sea sensible a las cuestiones de género.

Cambio cultural en el Ministerio de Cultura

  • Generalizar el concepto de equidad de género entre el personal del Ministerio de Cultura de manera prioritaria, a través del uso de herramientas y métodos que se ajusten a las perspectivas de los empleados;
  • Centrarse en los responsables de la toma de decisiones dentro del Ministerio de Cultura e intensificar la capacitación sobre conceptos de transversalidad de género;
  • Revisar el sistema de seguimiento y evaluación desde una perspectiva de género con el fin de desarrollar mecanismos de monitoreo de progresos.
  • Elaborar indicadores de evaluación sobre género en el sector cultural para medir el grado de cumplimiento de las políticas, programas y proyectos dirigidos a hombres y mujeres.

La importancia de la unidad de género

  • Empoderar a la unidad de género sobre la base de conceptos relacionados con género, así como con las cartas y acuerdos internacionales relacionados con las mujeres;
  • La adopción de un plan estratégico integral para esta unidad, basándose en el Plan Estratégico Nacional para el sector cultural;
  • Apoyar a la unidad tanto como sea posible a través de la financiación de sus proyectos, que podrían ser introducidos en base en el estratégico NPPC.

En el marco del programa, se realizaron esfuerzos similares en el Ministerio de Agricultura. La metodología tiene el potencial de ser utilizada por otros ministerios. Otra estrategia sería construir un puente de comunicación entre las unidades de género dentro de los ministerios para difundir las lecciones aprendidas y trabajar en la profundización de experiencias y conocimientos en la incorporación de la perspectiva de género.