Estudio de Caso

Mauritania convierte políticas nacionales en acciones concretas en la gestión de recursos naturales


SDGs ADDRESSED

Objetivo 1: Poner fin a la pobreza Objetivo 2: Hambre Cero Objetivo 3: Buena salud Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento Objetivo 13: Acción climática Objetivo 15: Vida en la tierra

Este estudio de caso se basa en las lecciones aprendidas del Mauritania: Integración de la gestión ambiental local en el proceso de planificación
Lee mas



SECCIONES

Socios del proyecto

https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS
https://www.sdgfund.org/sites/default/files/styles/large/public?itok=LHCXNrsS

1. RESUMEN

Al principio del programa conjunto “Integración de la gestión ambiental local en el proceso de planificación” (el programa), el suroeste de Mauritania enfrentaba problemas ambientales considerables. Estos incluían el deterioro de los recursos naturales, poblaciones viviendo en condiciones de pobreza, salud precaria y falta de servicios básicos. En las zonas rurales, sólo el 20% de los hogares tenía acceso al saneamiento. Cerca de dos tercios de las personas vivían bajo la línea de pobreza, exacerbando aún más la degradación de los recursos. El programa promovió la gestión sostenible de los recursos naturales, mejoró el acceso al agua y saneamiento, y aseguró que los problemas ambientales fueran integrados a niveles nacionales, locales e intersectoriales.

El Gobierno de Mauritania, apoyado por siete organismos de la ONU, designaron e implementaron el programa en tres regiones elegidas: Trarza, Assaba y Brakna. La coalición evaluó cómo la integración de políticas nacionales podía generar iniciativas para la descentralización de la gestión de recursos naturales e implementar actividades de campo para combatir la pobreza. Integrando el uso de los recursos naturales y la ge  neración de ingresos a los planes locales (Agenda 21)1 fue clave para replicar las buenas prácticas de   los proyectos de campo del programa a otras regiones.

1   https://sustainabledevelopment.un.org/content/documents/Agenda21.pdf

Estabilización de dunas

Estabilización de dunas


2. SITUACIÓN INICIAL

Mauritania se situaba entre los países más pobres del mundo, a pesar de ser rico en recursos naturales. Las regiones de Trarza, Bhakna y Assaba eran especialmente vulnerables debido a las altas  tasas de pobreza, sequías recurrentes, desertificación, inseguridad alimentaria, presión en los recursos naturales, falta de infraestructura ambiental y capacidad insuficiente para abordar estos problemas a nivel de políticas. A su vez, documento estratégicos como Poverty Reduction Strategy Paper (PRSP, Documento sobre la Estrategia de Reducción de la Pobreza) y otras políticas regiones no tomaron en cuenta la intersección entre pobreza y degradación ambiental.

Desde el año 2000, el gobierno de Mauritania diseñó, pero no implementó, varias políticas ambientales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Las poblaciones más vulnerables continuaron sufriendo la creciente inestabilidad ambiental. A la implementación del programa, hubo una fuerte percepción de que estas políticas habían sido sólo “en papel” con un impacto práctico mínimo. La integración ambiental era vista como la inclusión de temas ambientales en las políticas o planes existentes en vez de la institucionalización de una nueva forma de pensamiento.

Producción de goma

Producción de goma

Las regiones de Trarza,  Brakna y  Assaba, en Mauritania, eran especialmente vulnerables debido a las altas tasas de pobreza, las sequías recurrentes, la desertificación, inseguridad alimentaria, presión en los recursos naturales, falta de infraestructura ambiental y capacidad insuficiente para abordar estos problemas a nivel de políticas

3. ESTRATEGIA

La elección de las regiones de Trarza,  Brakna,  Assaba,  se basó en un sondeo realizado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Iniciativa para el Ambiente y la Pobreza del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El programa determinó los siguientes objetivos:

  • Implementar proyectos participativos de reducción de la pobreza y para el medio ambiente diseñados para alcanzar la gestión sostenible de los recursos naturales, y la promoción de la higiene y saneamiento, dando prioridad al desarrollo sostenible y a la propiedad nacional.
  • Aumentar la capacidad para mejorar la   integración de los desafíos ambientales a los procesos de planificación centralizados y descentralizados.
  • Aumentar la generación de ingresos y combatir la pobreza a través de una gestión mejorada de los recursos naturales del país.

El programa asumió un acercamiento participativo a la implementación. Un comité de gestión de todos los focos de atención de los organismos de la ONU, de los focos de atención del ministerio, y representantes de la sociedad civil y el sector privado, supervisó la implementación de las actividades del programa, el seguimiento y los informes actualizados del progreso.  Este equipo de coordinación estuvo a cargo de la supervisión, el monitoreo y la evaluación, creando sinergias entre todos los actores y proponiendo acciones correctivas durante la implementación de la fase. Un equipo local de monitoreo y evaluación brindó apoyo adicional a las iniciativas del programa. 

4. RESULTADOS E IMPACTO

Los socios nacionales y sub-nacionales se dieron cuenta que la coordinación intersectorial y gubernamental podía permitir una gestión más efectiva de los recursos naturales y la reducción de la pobreza. La mejora en el diálogo entre todos los sectores trajo consigo un cambio en las áreas más pobres y vulnerables del país, y revirtió exitosamente la tendencia de degradación de los recursos naturales. Estas intervenciones resultaron en acciones tangibles que incluía:

  • La creación de condiciones favorables para restaurar los ecosistemas naturales en las áreas seleccionadas y mejorar y diversificar el ingreso de las comunidades locales. Seis mil hogares mejoraron su ingresos.
  • Las poblaciones que residían en 155 áreas de intervención, fueron capacitadas y supervisadas por alrededor de 30 ONG, contribuyendo activamente a la regeneración de 800 hectáreas de Acacias, el desarrollo de 295 hectáreas de silvopastura, la estabilización de 742 hectáreas de dunas, y la protección de 5.800 hectáreas de tierra apta para la agricultura, 65 escuelas, 14 centros de salud, 490 comercios, 60 mercados, 260 puestos de agua, y numerosos hábitats tradicionales y modernos.  
  • La regeneración de 20 hectáreas de manglares en el área del Parque Nacional Diawling. Esto requirió el cultivo y el trasplante de 40.000 plantas por los aldeanos. A su vez, los pobladores, organizados en cooperativas y apoyados por ONG gestionaron tres bosques clasificados en forma participativa.
  • La mejora substancial de la gobernanza en el sector del agua mediante la puesta en funcionamiento del Comité Permanente del Consejo Nacional del Agua y el desarrollo de proyectos de Planificación y Gestión Integrada del Agua. Además, fueron establecidos 155 comités y 25 cooperativas en los pueblos
  • Se facilitó el acceso al agua potable para casi 28.000 beneficiarios en 8 sitios. Más de 12.800   nuevos hogares tuvieron acceso a los servicios de saneamiento y mejora de las prácticas de higiene:
    • Las comunidades locales construyeron más de 6.500 letrinas.
    • Más de 260 lugares en la región de Trarza fueron certificadas como libre de defecación al aire libre.
    • Más de 6.000 estudiantes y 90 maestros fueron capacitados en temas de higiene y saneamiento.
    • Se instalaron 6 incineradores para destruir los desechos biomédicos. 
  • For Por primera vez en Mauritania, una evaluación estratégica ambiental y social fue realizada para reforzar la capacidad nacional para entender mejor la relación entre pobreza y medio ambiente. Fue desarrollada una estrategia nacional para integrar el medio ambiente a las políticas, y el programa también contribuyó a la integración de la consideración ambiental a los procesos locales de planificación.
  • La evaluación integrada de cuatro ecosistemas de humedales promovió un mejor entendimiento del estado del ecosistema y la relación entre pobreza y medio ambiente. Este estudio evaluó los beneficios y servicios potenciales derivados de estos ecosistemas como parte de los esfuerzos nacionales para combatir la pobreza. Fue desarrollado un total de 102 indicadores ambientales y 36 indicadores combinados. Tres departamentos desarrollaron planes de desarrollo sostenible de la Agenda 21 basados en un acercamiento participativo e integrado.
  • La mejora de la calidad de los documentos estratégicos como el nuevo PRSP 3 (2011-2015) y el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD) 2012-2016 integrando los temas ambientales como un pilar principal de estos documentos.

5. RETOS

 El mayor desafío para los tomadores de decisiones fue diseñar buenas políticas e intervenciones concretas para beneficiar a las poblaciones locales. Aunque varias políticas ambientales y documentos estratégicos eran diseñados desde el año 2000, por el gobierno de Mauritania, para alcanzar los ODM, la degradación de los recursos naturales seguían afectando a las poblaciones más vulnerables en todo el país. 

El enfoque “Unidos en la Acción”, donde siete organismos de la ONU trabajaban juntos para alcanzar un objetivo, sirvió como reto inicial. Los organismos afirmaron su compromiso de continuar con este método más allá de la ventana de financiamiento del programa. Como resultado, mejoró la coordinación, resultando en una gestión más efectiva de los recursos naturales y la reducción de la pobreza. Esto fue especialmente relevante dado que el lanzamiento inicial del programa fue retrasado por causa de la inestabilidad política. 

Regeneración de manglares

Regeneración de manglares

Aunque el Gobierno de Mauritania había diseñado desde el año 2000 políticas ambientales y documentos estratégicos para alcanzar los ODM, la degradación de los recursos naturales seguían afectando a las poblaciones más vulnerables del país

6. LECCIONES APRENDIDAS

Aprendimos tres lecciones principales del programa:

  • La integración ambiental puede ser considerada exitosa cuando las normas han sido institucionalizadas y las mismas instituciones locales eligen continuar con las actividades más allá del final formal del programa.  La propiedad local debe ser enfatizada en todo el ciclo de vida del programa a través de mecanismos de participación. En caso del programa, todas las recomendaciones substanciales de los documentos estratégicos producidos fueron usadas para formular el PRSP 3 (2011-2015), incluyendo las prioridades de gobernanza ambiental. La incorporación de temas de medio ambiente y pobreza a este documento de política nacional fue una útil lección aprendida y debería replicarse en las próximas revisiones de los documentos por parte de los socios locales.
  • Las prácticas adecuadas de los proyectos piloto a nivel local deberían ser incluidas en los documentos de planificación local, como ha sido hecho en el caso de la Agenda 21 en cada uno de las tres regiones seleccionadas. Estos documentos ayudarán a orientar la futura gestión de recursos naturales independientemente de la ayuda externa.
  • Los organismos de la ONU no sólo mejoraron sus mecanismos de coordinación en el transcurso del programa y se comprometieron a continuar con dicha programación, sino que también crearon un espacio substancial para la mejora. Los organismos activos en el programa se comprometieron a continuar con su trabajo conjunto bajo el MANUD 2012-2016, tomando en cuenta las recomendaciones clave del programa durante su formulación.

7. SOSTENIBILIDAD Y POTENCIAL DE RÉPLICA

 

El enfoque del programa sobre convertir las políticas en actividades de campo ya estaban siendo replicadas, tanto por parte de los organismos de la ONU como de las comunidades locales. Durante la reunión final del programa, todos los involucrados expresaron su compromiso para continuar con las iniciativas nacionales creadas por el programa. Varias propuestas fueron aceptadas: 

  • Continuar el programa con recursos de los organismos de Naciones Unidas en compromiso con el MANUD 2012-2016 con una mayor orientación al cambio climático;
  • Continuar el programa con menos de cinco organismos de la ONU y movilizar recursos;
  • Continuar el programa con financiamiento del gobierno para continuar con el desarrollo de los resultados más promisorios.

Todas las opciones mencionadas ya formaban parte de la discusión a nivel nacional al cierre del programa.

La experiencia del programa ciertamente puede ser útil para otros que reconocen el valor de la integración ambiental y quieran desarrollar intervenciones concretas. Los factores clave a considerar son:

  • La integración del medio ambiente a las políticas es una parte necesaria, pero no suficiente,  para asegurar una mejor gestión de los recursos naturales y ambientales. La integración de las políticas debe complementarse con intervenciones concretas que reconozcan y contrarresten los vínculos ambiente-pobreza. Las buenas prácticas derivadas de las actividades del programa pueden ser usadas como base para la replicación.  
  • La conciencia de las actividades de integración es un componente esencial para asegurar que el concepto se transforme en la nueva norma y sea incorporada por los socios locales. Esto puede lograrse enfatizando el acercamiento participativo durante el ciclo de vida del proyecto. 
  • Los mismos organismos de la ONU también deben integrar y normalizar el concepto de gestión ambiental integrada. Esto también puede servir como buena práctica para otros organismos relacionados, tal como ministerios de gobierno u organizaciones comunitarias, y demostrar los beneficios de la coordinación y la colaboración intersectorial.

 

Construcción de letrinas

Construcción de letrinas