#RecetasdeCambio
Reto 3. Cocina sana

Alcanzar mejores niveles de salud y nutrición son una parte importante de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La malnutrición no significamenta únicamente "estar hambriento", también se refiere a dietas que carecen de las vitaminas y los minerales esenciales, por lo que se trata de un problema extendido en todo el mundo. Todos sabemos de la importancia de comer de forma sana, así que aquí tienes unos consejos útiles para hacer que tus recetas sean más equilibradas y nutritivas.

Evita la comida procesada tanto como sea posible. Trata de usar productos frescos de temporada como base para tus recetas y evita los alimentos altamente procesados, especialmente aquellos que contengan grasas trasngénicas.

  1. ¡Dale color a tus platos! Añade variedad a tus recetas. Por ejemplo, cuanto más colorida hagas tu ensalada, más nutritiva será, dado que los diferentes colores significan que están presentes diferentes tipos de vitaminas y nutrientes. Es fácil alcanzar los 400 gramos (5 porciones) de frutas y verduras que los expertos recomiendan que comamos cada día si te aseguras de incluirlos en cada uno de tus platos.
  2. Revisa los ingredientes. Cuando tengas que usar productos envasados, asegúrate de revisar la lista de ingredientes y etiquetas nutricionales. Compara los diferentes tipos y elige la opción con menos aditivos y preservantes, ingredientes más naturales y menores niveles de grasas saturadas, sodio y azúcar.
  3. Reduce la cantidad de sal / sodio: Según la Organización Mundial de la Salud, limitar el consumo de sal a menos de 5 gramos (una cucharilla de café) por día ayuda a prevenir la hipertensión y reducir el riesgo de sufrir una embolia.  Prueba recetas que sean bajas en sal y experimenta nuevas formas de añadirle sabor a tus platos.
  4. Cuece, asa y cocina al vapor antes que freir. No es suficiente con simplemente comer menos alimentos con grasas, diferentes tipos de grasa pueden ser más o menos dañinas para tu salud. Reduce la cantidad de grasas saturadas en tu dieta cocinando con aceites vegetales en lugar de grasas animales, así como cociendo, asando y cocinando al vapor los alimentos antes que friéndolos. Y, definitivamente, evita las grasas transgénicas industriales que se encuentran en la comida procesada.

Las necesidades exactas de tu dieta dependenderán de otros factores como tu edad y la cantidad de actividad física que hagas, pero hay cosas sencillas como éstas que todos podemos hacer para asegurar una dieta saludable, evitar la malnutrición y reducir el riesgo de sufrir enfermedades derivadas de nuestro estilo de vida.


Muro social