Unidos en la acción

El sistema de desarrollo de Naciones Unidas se compone de una amplia gama de organismos especializados. Cada uno tiene un conjunto único de capacidades, conocimientos y redes asociadas. A través de los programas conjuntos Fondo ODS las agencias de la ONU se reúnen, con el apoyo fundamental del coordinador residente de la ONU, en el servicio de cada país.

"Unidos en la acción" se refiere a un concepto del núcleo del proceso de reforma de la ONU: la coordinación de los diferentes organismos para explotar sus ventajas competitivas. Un panel de alto nivel publicó un informe con ese título en 2006 exigiendo una mayor coherencia en Naciones Unidas.

El ODM, precursor del Fondo ODS, fue la mayor iniciativa de la ONU para poner en marcha el principio "Unidos en la acción" con resultados positivos comprobados que están siendo incorporando en los programas conjuntos del Fondo ODS:

  • Crea plataformas amplias e inclusivas en las que participan múltiples partes interesadas. Combinando los conocimientos especializados de varias agencias de la ONU, el Fondo ODS produce programas en los que trabajan de manera conjunta: gobiernos nacionales y locales, organizaciones de la sociedad civil y al sector privado.
  • Aborda prioridades multidimensionales y complejas. Nuestros programas son capaces de hacer frente a las prioridades de desarrollo que convergen y se solapan. Como es el caso de las cuestiones multidimensionales, como la nutrición y la seguridad alimentaria. Al dirigirse a los desafíos de desarrollo multidimensionales, nuestros programas también han ayudado a aumentar las intervenciones gubernamentales intersectoriales.
  • Promueve el diálogo. Cuando un enfoque multisectorial está correctamente incluido en el diseño del programa, no sólo contribuye a mejorar la coordinación y la eficacia del sistema de la ONU, sino también al diálogo y la coordinación intersectorial entre las instituciones nacionales. Esta es la razón por la que casi 50 gobiernos han adoptado esta modalidad de trabajo con la ONU.

El liderazgo integrador del coordinador residente de las Naciones Unidas es esencial para el éxito de este enfoque. El coordinador residente debe equilibrar la participación, la transparencia y funciones, y aclarar las respsonsabilidades institucionales. El Fondo ODS cree profundamente en el papel articulador de los coordinadores residentes y ofrece una oportunidad única para que fortalezcan su papel fundamental como líderes de equipos de las Naciones Unidas (UNCT).

La coherencia de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible

Fomentar la confianza entre los socios también construye una base importante para la coordinación. Pero incluso si la curva de aprendizaje en coordinación es empinada, los resultados en el largo plazo compensan con creces los esfuerzos.

La Coordinación de la ONU y Unidos en la Acción, lo que también se conoce como la coherencia del sistema de las Naciones Unidas, es un trabajo en progreso y un elemento importante de los esfuerzos actuales de la ONU para ¨adaptarse a su propósito" de entregar resultados concretos de desarrollo y sostenibles. El Secretario General de la ONU ha llamado el sistema de las Naciones Unidas para trabajar de forma más colaborativa. Dado que el desarrollo sostenible requiere tener en cuenta las consecuencias sociales, económicas y ambientales de los programas de desarrollo, la coherencia de las Naciones Unidas será fundamental.