SDG header


Objetivo 1: Poner fin a la pobreza Objetivo 2: Hambre Cero Objetivo 3: Buena salud Objetivo 4: Educación de calidad Objetivo 5: Igualdad de género Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento Objetivo 7: Energía asequible y sostenible Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico Objetivo 9: Industria, innovación, infraestructura Objetivo 10: Reducir desigualdades Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles Objetivo 12: Consumo responsable y producción Objetivo 13: Acción climática Objetivo 14: Vida marina Objetivo 15: Vida en la tierra Objetivo 16: Paz, justicia e instituciones fuertes Objetivo 17: Alianzas para los objetivos

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Después de tres años de intensas negociaciones, los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas se reunieron en Nueva York para adoptar oficialmente el nuevo programa de desarrollo sostenible, durante la Cumbre de la ONU de septiembre de 2015. Esta es una agenda universal, un llamado a la acción para todos los países por igual, sean de renta baja, media o alta. Presenta un conjunto de objetivos integrales para los próximos 15 años enfocados en las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y las alianzas. La agenda integra la máxima de “no dejar a nadie detrás”, que solo podrá lograrse a través de alianzas entre actores tradicionales y no tradicionales, incluyendo gobiernos, sociedad civil,sector privado y ONU.

Enfoque del Fondo ODS para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El Fondo para el Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) es proactivo y revolucionario al ser uno de los primeros mecanismos en poner en práctica programas conjuntos en el terreno, agrupando a agencias de la ONU, gobiernos nacionales y locales, sector privado y sociedad civil no sólo en su implementación, sino desde la fase de diseño y creación de estos programas. Aunque la Agenda 2030 será adoptada en septiembre, el Fondo ODS ya cuenta con programas en 18 países, todos ellos incorporando los temas globales de esta nueva agenda. Las actividades y los resultados generados por estos programas proporcionarán no sólo políticas locales más justas, sino también políticas nacionales y proporcionarán recursos para todos los actores implicados. A través de los programas conjuntos y nuestro sistema de fondos de contrapartida (‘matching funds’, en inglés), el Fondo ODS es pionero a través sus iniciativas piloto y genera conocimiento para el logro de los Objetivos.

Programas conjuntos

El Fondo ODS trabaja en cuatro regiones (África, América Latina, Asia y Estados árabes), en tres áreas temáticas que abordan algunas de las problemáticas más importantes para el logro del desarrollo sostenible: crecimiento económico inclusivo; seguridad alimentaria y nutrición; y agua e saneamiento. Asimismo, en el diseño de cada programa conjunto se han incorporado cuestiones transversales sobre igualdad de género, sostenibilidad y alianzas público-privadas. Este tipo de colaboración única ha dado lugar a programas más amplios e inclusivos, combinando la experiencia de los actores no tradicionales como el sector privado, la sociedad civil y la universidad para maximizar los resultados e incrementar el impacto de estos programas.

Fondos de contrapartida y alianzas

Las ideas sobre construir asociaciones factibles y promocionar la apropiación nacional quedan reflejadas en la financiación de nuestros programas a través de los fondos de contrapartida. Cada programa debe igualar (o superar) la aportación del Fondo ODS a través de financiamiento externo. Este apoyo puede incluir a socios nacionales o internacionales, también del sector privado. Aproximadamente el 56% de los recursos de los programas conjuntos proceden de los fondos de contrapartida. Este modelo de cofinanciación ayuda a impulsar la apropiación nacional y la sostenibilidad, ya que gobiernos nacionales y locales juegan un rol central en la construcción efectiva de estos programas. El Fondo ODS ha establecido una plataforma abierta para atraer a socios procedentes de todos los sectores y trabajar juntos por el logro de los ODS.

El Fondo ODS ha creado también un Grupo Asesor del Sector Privado, compuesto por compañías multinacionales de industrias clave, para colaborar y discutir soluciones prácticas a los retos comunes del desarrollo sostenible. El Grupo Asesor trabaja en la identificación de áreas de interés común y la incorporación de los mejores métodos para propiciar la participación del sector privado en programas del ONU. También, elabora sugerencias sobre cómo trabajar más eficazmente a nivel nacional. El Grupo aporta orientación y visión estratégica para lograr mejores resultados en desarrollo en línea con el sector privado. En noviembre de 2015, el Grupo Asesor lanzó un informe titulado 'Empresas y ONU' con perspectivas prácticas y claras de cómo el sector privado puede contribuir mejor a los ODS y asociarse con la ONU de forma más efectiva.

Ejemplos de cómo integrar los ODS en los programas conjuntos del Fondo

Objetivo 2. Hambre cero. En Bolivia, donde uno de cada tres niños sufre desnutrición crónica, el Fondo ODS ayudará a cuatro municipios en la creación de sistemas de producción agrícola sostenible, diversificada y de productos de alto valor nutritivo. Con esta medida, se espera que aumenten los ingresos de las familias más pobres y mejore el estado nutricional de niños y madres. Además, el Gobierno boliviano se ha comprometido a replicar la iniciativa a mayor escala. En Ecuador, el Fondo ODS hará frente a tres de los desafíos más importantes del país: mejorar la generación de ingresos para pequeños agricultores; reacondicionar la producción local de alimentos para facilitar el acceso a productos saludables, asequibles y nutritivos; y reducir la malnutrición y la anemia.

Objetivo 5. Igualdad de género. El Fondo ODS da máxima prioridad a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. El sector privado, las ONG y los gobiernos son actores centrales en la identificación de las causas de la desigualdad de género. Entendiendo que el logro de los ODS es un desafío que requiere la participación de múltiples actores, el Fondo trabaja para implantar el enfoque de género en todos sus programas. Por ejemplo, en los Territorios Palestinos Ocupados existe un desafío importante en esta materia, que se refleja en la enorme desigualdad entre las tasas de empleo y la propiedad de activos de mujeres y hombres. Esta situación refuerza la necesidad de empoderar económicamente a las mujeres y ayudarles a superar las distintas barreras y limitaciones existentes. El programa conjunto está diseñado para mejorar la competitividad de las mujeres que propietarias y gestoras de negocios, incluyendo a cooperativas y empresas dedicadas a la producción local de alimentos. En Etiopía, las mujeres de las zonas rurales apenas tienen acceso a la propiedad de la tierra, oportunidades económicas y activos financieros. Las agricultoras realizan hasta el 75% de las actividades agrícolas, pero solo un 18.7% de la tierra cultivable del país es de su propiedad. El Fondo ODS y sus socios se centrarán en las regiones de Oromo y Afar para generar servicios de extensión agrícola enfocados hacia la participación de las mujeres en asociaciones rurales y cooperativas financieras.

Objetivo 6. Agua limpia y saneamiento. El Fondo ODS adopta un enfoque multisectorial en el problema del agua, como refleja el programa conjunto de Filipinas. En Filipinas, el Fondo trabajará para mejorar la gobernanza y el acceso al agua potable, el saneamiento y a la higiene a todos los niveles a través de soluciones mejoradas que beneficiarán especialmente a mujeres y niñas en hogares, escuelas, centros de salud y espacios públicos, y generará conocimiento para fomentar políticas de asistencia, planificación y fortalecimiento institucional.

Objetivo 8. Empleo digno y crecimiento económico. El Fondo ODS apoya iniciativas para abordar el crecimiento inclusivo, fomentando la creación de empleos dignos y asegurando el sustento de la población. En Mozambique, el programa trabaja con industrias de extracción y proyectos a gran escala para generar un mayor crecimiento inclusivo y oportunidades económicas para todos. Un análisis de la ONU indica que cinco megaproyectos en el país, que han generado 3,4 millones de dólares de beneficio, apenas han creado 33 empleos directos. En Sierra Leona, el programa conjunto de Kono, una de las áreas menos desarrolladas del país que paradójicamente posee la mayor producción mineral (diamantes y oro) está trabajando para promover alianzas público-privadas que aseguren una gobernanza sostenible de los recursos naturales. Al mismo tiempo, el programa está pensado para dar oportunidad a los jóvenes y a las mujeres en torno a la agricultura, la producción y el comercio.

Objetivo 10. Reducir desigualdades. En Bangladesh, el Fondo ODS crea empleo y oportunidades de ingresos para mujeres, y mejora el acceso de la mujer a programas de protección social contra desigualdad de género y la vulnerabilidad y pobreza femeninas. En Perú, el Fondo ODS ayudará a establecer cadenas de valor inclusivas para la producción de quinoa y otros granos andinos, de forma que el aumento de la demanda internacional se traduzca en mejoras económicas y sociales para las poblaciones productoras más vulnerables.

Objetivo 17. Alianzas para el desarrollo. Desde el principio, el Fondo ODS fomenta las asociaciones público-privadas en todos sus programas conjuntos. En Honduras, el Fondo ODS, agencias de la ONU y el sector privado trabajan juntos en la generación de ingresos a través de la revitalización de la cultura Lenca y el desarrollo de micro-empresas de turismo sostenible, lideradas por jóvenes y mujeres, a través de la formación, articulación empresarial, la promoción del turismo y la inversión nacional, en una de las regioens más vibrantes en cultura y naturaleza del país. El Fondo también colabora directamente con el Banco Mundial en la construcción de un sistema de protección social en Tanzania, para aboradar algunos de los retos más difíciles que enfrenta el país.