El concepto de sostenibilidad a largo plazo de los programas de desarrollo está en constante evolución.

La definición del Fondo ODS implica:

  1. Inclusión y participación en iniciativas de programas desde un enfoque basado en los Derechos Humanos.
  2. Uso económico de los recursos en la ejecución del programa.
  3. Sostener los logros de los programas al término de las actividades.
  4. Transversalizar el medio ambiente y el cambio climático en los programas de desarrollo.

Para la sostenibilidad de nuestros programas se requiere un análisis de la estructura de gobierno y de las diferentes etapas cada programa. A nivel nacional, esto podría incluir la formulación de políticas nacionales, planes de desarrollo a largo plazo y plurianuales, procesos de asignación presupuestaria y procesos de regulación. A nivel de los proyectos sobre el terreno, es posible que las consideraciones de adaptación al cambio climático tengan que ser tomadas en cuenta dentro de elementos específicos del ciclo del proyecto.

Por ejemplo, un elemento clave para integrar el cambio climático es el uso de una lente climática. Los siguientes criterios son elementos esenciales que deben atenderse:

  • La medida en que la política, el plan o el proyecto considerado podría ser vulnerables a los riesgos derivados del cambio climático.
  • Hasta qué punto ya se han tenido en cuenta los riesgos del cambio climático.
  • La medida en que la política, el plan o el proyecto podría conducir de forma inadvertida a una mayor vulnerabilidad, mala adaptación o a perder oportunidades importantes relacionadas con el cambio climático.

Las siguientes publicaciones ofrecen una guía útil para introducir la sostenibilidad ambiental y la sensibilidad al cambio climático en los programas de desarrollo:

Vea también esta lista de referencias del UNFCCC sobre cómo transversalizar el cambio climático en la planificación del desarrollo.