El Fondo ODS ha cerrado sus operaciones. Esta web sirve como plataforma de conocimiento y diseminación. Puede visitarnos en jointsdgfund.org

Enero 18, 2017
Los hermanos Roca cumplen un año de trabajo con la ONU



En Davos, los embajadores de Buena Voluntad del PNUD presentaron un bombón de chocolate inspirado en un proyecto social con el Fondo ODS en Nigeria.

Davos, 18 de enero 2017.

En su primer aniversario como embajadores de Buena Voluntad de las Naciones Unidas, los responsables del mundialmente afamado restaurante El Celler de Can Roca, Joan, Josep y Jordi Roca presentaron en Davos, Suiza, su última creación: un bombón de chocolate con el que buscan concienciar acerca del hambre y el desperdicio de alimentos en el mundo. Los hermanos Roca servirán este petit four para concluir una cena en el Foro Económico Mundial 2017, organizada por el Programa Mundial de Alimentos, Unicef y Project Everyone, reunirá a chefs, celebridades, representantes de Naciones Unidas y líderes empresariales bajo el eslogan “Objetivos Mundiales para un Mundo Inclusivo, Saludable y Sin Hambre”.

La cantante Shakira, el cuatro veces oro olímpico Mike Johnson, el director de cine y defensor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) Richard Curtis, y la refugiada y atleta olímpica Yusra Mardini también participaron en la cena.



“Bombón Kaduna”, una receta sostenible para el cambio

El dulce, que han llamado “Bombón Kaduna”, está inspirado en el proyecto “Food Africa” que los hermanos Roca están desarrollando junto al Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) en la región de Kaduna, Nigeria. El Fondo ODS es un mecanismo interagencial creado por Naciones Unidas para promover la colaboración entre Agencias de la ONU, gobiernos, la sociedad civil y el sector empresarial para el logro de los ODS. Desde su nombramiento en enero de 2016 como embajadores de Buena Voluntad de la ONU, los hermanos Roca han estado trabajando con el Fondo ODS en iniciativas y proyectos para combatir el hambre y la malnutrición.

El acceso a la alimentación y una adecuada nutrición siguen siendo dos de los desafíos principales en muchos países del África subsahariana. Y al mismo tiempo, se suceden enormes pérdidas de alimentos. En Nigeria, de las 1,5 millones de toneladas de tomates que se recolectan cada año, hasta el 75% se pierden debido a problemas de transporte y almacenamiento. “Con nuestro equipo, junto al Fondo ODS y los socios del Gobierno, del sector privado, agricultores y agencias de la ONU, estamos contribuyendo a través de Food Africa a reducir las pérdidas después de las cosechas y a la creación de empleo joven en Kaduna, al norte del país. Preservar el tomate es nuestra mayor prioridad”.

“Para elaborar el “Bombón Kaduna” utilizamos tomate y pimienta, dos ingredientes clave que están muy extendidos en la cocina local de Nigeria, donde estaremos trabajando para ayudar a las comunidades locales durante los próximos tres años”, explica Joan Roca. “Estamos explorando distintas técnicas de preservación de alimentos, como el caso de los tomates deshidratados de este bombón, para ver cuales pueden aplicarse mejor en el terreno para reducir las pérdidas de alimentos y crear nuevas oportunidades de mercado para los agricultores jóvenes locales”. Los Roca han utilizado para este bombón chocolate de mercado justo, procedente de un proyecto medioambiental con productores de cacao en Piura, Perú, donde al igual que en muchos otros países en desarrollo, la agricultura representa la principal fuente de empleo.

Resulta pertinente hablar sobre hambre y malnutrición en Davos, ya que coincide estos días con la reunión anual del Foro Económico Mundial, donde líderes mundiales tratarán cuestiones como “el liderazgo sensible y responsable”. Según la directora del Fondo ODS, Paloma Durán, “la pobreza, los sistemas alimentarios ineficientes, el cambio climático y los conflictos son las causas principales del hambre. Nosotros estamos viendo estos desafíos en Kaduna, donde los Roca están contribuyendo generosamente a través de su experiencia y conocimiento a desarrollar técnicas de preservación de alimentos más sostenibles y que puedan generar nuevos empleos”. Esto es un ejemplo de cómo la cocina sostenible y la agricultura pueden reducir el desperdicio de comida, crear empleo, preservar las tradiciones culinarias y abrir nuevas oportunidades de mercado, todas ellas cuestiones clave para el logro de los ODS.


Un año de Objetivos de Desarrollo Sostenible

Lograr el “Hambre Cero” es el objetivo número 2 dentro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible acordados en Naciones Unidas para el periodo 2016-2030. Con vistas a promover una mayor sostenibilidad en la industria alimentaria, los hermanos Roca, cuyo restaurante ha sido galardonado dos veces como el mejor restaurante del mundo, fueron nombrados embajadores de Buena Voluntad de la ONU. Esta fue la primera vez que este rol en Naciones Unidas era asumido por más de una persona, los 3 hermanos Roca, y también la primera vez que se asumía desde el mundo de la cocina. Durante estos últimos doce meses, los tres hermanos de Girona, han dedicado su escaso tiempo libre a profundizar en su compromiso social y medioambiental.

“El día de su nombramiento, Joan, Josep y Jordi fueron muy claros con nosotros en el Fondo ODS. Ellos querían trabajar para ayudar a combatir el hambre, pero querían trabajar ante todo sobre el terreno, con las comunidades locales, para aprender de ellas y junto a ellas”, afirma Durán. “El proyecto Food Africa en Kaduna es el primer ejemplo de esto. “En lugar de la fotografía, los Roca están buscando oportunidades de participar en procesos de cambio real”.

Además de “Food Africa”, los Roca están explorando iniciativas similares en otras áreas de América Latina y Asia. Los Roca han participando en diferentes diálogos y conversaciones organizadas por Naciones Unidas sobre cómo producir y consumir alimentos de forma más sostenible y, junto al Fondo ODS, arrancan una campaña a través de las redes sociales sobre cocina sostenible: #Recipe4Change. En palabras de los Roca: “La industria alimentaria no debería ser una amenaza para la sostenibilidad, sino una fuente de desarrollo sostenible”.