Octubre 15, 2018
La cría de carpas mejora la dieta familiar en la Bolivia rural



La desnutrición crónica infantil continúa siendo uno de los principales desafíos aún no resueltos en Bolivia. Uno de cada tres niños menores de cinco años sufre de desnutrición crónica; y seis de cada diez sufren de anemia. La desnutrición es causada por una variedad de factores derivados de vivir en la pobreza. Hábitos de dieta, cuidado de niños, educación, acceso a la salud, y agua y saneamiento requieren respuestas integradas. El Gobierno, con el apoyo de un programa del Fondo ODS, está desarrollando diversas estrategias para revertir esta situación y la cría de peces puede marcar la diferencia.

Con el objetivo de diversificar la alimentación y generar ingresos adicionales para la economía familiar, el programa “Mejoramiento de la situación nutricional de niñas y niños a partir del fortalecimiento de sistemas alimentarios sostenibles locales introdujo en 2015 la producción piscícola en los municipios rurales de Pojo y Pocona (Cochabamba).  Desde entonces, hasta 224 familias han incorporado la crianza de pez carpa (Ciprinus carpa) en estanques rústicos a sus sistemas productivos, con el objetivo de mejorar y diversificar la dieta familiar.

La producción está destinada principalmente al consumo de las familias. En la primera fase se entregaron en una primera fase 24.640 alevines. En una segunda etapa, las familias con sus propios recursos adquirieron 10.000 alevines más. Para dar sostenibilidad a la iniciativa se ha contactado a las familias con distribuidores de peces y se está implementando un centro piloto de producción de alevines de carpa en el municipio.


La gente al principio no creía que iba a funcionar ahora están felices y quieren ampliar sus estanques”,  explica Carlos Capayo, productor de la Comunidad Incallajta, en el  municipio de Pocona. “Bien ha resultado, las “guaguas” (niños) normalmente no quieren comer verduras con papa y arroz, pero ahora con el pescado comen rapidito. Bien harto les gusta. Como no siempre nos alcanza para comprar carne, ahora podemos sacar peces y darles carnecita a nuestros hijos, así ya no van a estar flaquitos y en la escuela también van a rendir más. Cuando los vecinos quieren también les vendemos y siempre hay un poco más de platita”.

A raíz del programa del Fondo ODS, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras comenzó a promover la producción piscícola en el país por su aporte para el logro de la soberanía alimentaria a través de la Institución Pública Desconcentrada de Pesca y Acuicultura. Esta iniciativa es implementada de manera conjunta por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como agencia líder, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), con el financiamiento del Fondo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La gente al principio no creía que iba a funcionar, pero ahora están felices y quieren ampliar sus estanques"

Carlos Capayo
Productor de carpas en Incallajta (Pocona)

El programa hace énfasis en mejorar la nutrición de las familias, una de las carencias identificadas en la dieta familiar son las proteínas de origen animal, el cultivo de peces se ha convertido en una fuente de acceso a este tipo de alimentos que no sólo aportan proteínas sino minerales importantes como el fósforo. Los productores se encuentran en un proceso de aprendizaje e intercambio de conocimientos para mejorar el cultivo de peces en sus comunidades

La incorporación de peces en la dieta familiar permite mejorar la nutrición coadyuvando al logro del Objetivo 2, Hambre Cero en su meta 2 que establece hasta 2030, poner fin a todas las formas de malnutrición, incluso logrando, a más tardar en 2025, las metas convenidas internacionalmente sobre el retraso del crecimiento y la emaciación de los niños menores de cinco años, y abordar las necesidades de nutrición de las adolescentes, las mujeres embarazadas y lactantes y las personas de edad. Ya que este tipo de alimento aporta proteínas, vitaminas y minerales para una mejor salud.