Noviembre 3, 2017
Nuevo informe analiza cómo las empresas pueden contribuir al ODS 16 y promover sociedades pacíficas y justas




Nueva York, 3 de noviembre de 2017 – Las empresas pueden jugar un rol fundamental en el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 (paz, justicia e instituciones inclusivas para todos) no solo previniendo la corrupción, sino también creando las condiciones que propicien la toma de decisiones inclusivas y mejoren el estado de derecho, señala un informe lanzado hoy por el Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS).

El informe Empresas y ODS 16: Contribuyendo a sociedades pacíficas, justas e inclusivas, publicado por el Fondo ODS en colaboración con su Grupo Asesor del Sector Privado, la Facultad de Derecho de la Universidad de Pensilvania y con el apoyo legal especializado de la firma de abogados McDermott Will & Emery, examina cómo el Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) es relevante para el sector privado y ofrece perspectivas sobre el vínculo entre la paz y la agenda de desarrollo.

Entre los casos de estudio incluidos en el informe destaca el trabajo desarrollados por el Fondo ODS y sus socios públicos y privados en El Cauca, en Colombia, una de las áreas más afectadas por el conflicto armado que ha vivido el país. El programa conjunto, en el que participan compañías líderes del sector privado, están integrando a miles de pequeños productores en su cadena de suministro para ayudar a crear empleo y avanzar en el proceso de reconciliación. Los resultados preliminares confirman que estas alianzas público-privadas con el gobierno y las comunidades locales han ayudado a reducir significativamente todas las formas de violencia y a avanzar en soluciones pacíficas a largo plazo a los conflictos.

El informe fue presentado por representantes de la ONU, gobiernos, académicos y universidades. Entre ellos, María Emma Mejía, embajadora de Colombia ante la ONU; Ana María Menéndez, asesora principal del Secretario General de la ONU en Política; Rangita da Silva, decana asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pensilvania; Sol Beatriz Arango, presidenta de Servicios Nutresa, una empresa colombiana líder; Carla Mucavi, Directora de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura  (FAO); y Paloma Duran, directora del Fondo ODS.

Estado de derecho y sector privado

Empresas y ODS 16 sirve como una guía de buenas prácticas sobre cómo el sector privado puede incorporar en su planificación empresarial este objetivo de desarrollo sostenible, centrado en la construcción de sociedades pacíficas, justas e inclusivas. Asimismo, muestra cómo un marco legal eficaz puede ayudar al sector privado a generar confianza con el público y la sociedad civil, y detalla el papel de las empresas en la creación de condiciones que mejorarían áreas como la responsabilidad social corporativa, la gobernanza, la transparencia y la responsabilidad.

El informe recoge las diferentes actividades que las empresas están llevando a cabo para ayudar a alcanzar los ODS y promover sociedades pacíficas. Por ejemplo, para ayudar a trabajar hacia el desarrollo sostenible, debe haber un enfoque en la prevención de conflictos, así como abordar las causas profundas del conflicto, garantizar el estado de derecho y apoyar instituciones fuertes y responsables.

Además del caso de Colombia, el informe incluye algunos ejemplos de iniciativas nacionales que han contribuido a combatir la corrupción en contextos muy diferentes, como Camboya, Líbano, Zambia, Uzbekistán, India y Reino Unido. Las empresas del Grupo Asesor del Sector Privado del Fondo ODS ya están previniendo la corrupción, por ejemplo, al instituir una política de tolerancia cero y al implementar un sistema de informe para posibles infracciones de cumplimiento.

"Si bien los conceptos de paz y justicia son complejos, este informe profundiza en el análisis del importante papel del sector privado en la eliminación de la corrupción y la promoción del estado de derecho", dijo Paloma Duran, directora del Fondo ODS. "Muestra que las empresas juegan un papel vital en la promoción de la estabilidad en los países donde trabajan, así como en la mejora de las condiciones necesarias para construir instituciones y comunidades más sólidas".

El informe coincidió con la reunión semestral del Grupo Asesor del Sector Privado del Fondo ODS y reunió a líderes empresariales, funcionarios gubernamentales, representantes de la ONU, la sociedad civil, instituciones académicas y otros expertos para debatir cómo puede contribuir a la paz a través de la justicia y ayudar a alcanzar los ODS 16 a nivel nacional y global.

Las empresas tienen muchas oportunidades para avanzar SDG 16

Una de las principales conclusiones del informe es que el sector privado tiende a ver el ODS 16 principalmente en el ámbito de los actores gubernamentales, o como una preocupación relacionada principalmente con las áreas de conflicto. Por lo tanto, el informe observa la necesidad de identificar puntos focales para que las empresas se comprometan a alcanzar el ODS 16.

Las empresas que respaldan el ODS 16 a menudo se enfocan en prevenir la corrupción y eliminar comportamientos corporativos que pueden tener resultados negativos en la paz. Pero el sector privado también debe apoyar y habilitar las condiciones que permitan la adopción de decisiones inclusivas, fomentar una oposición abierta a la corrupción y mejorar el apoyo al estado de derecho.

El informe incluye aportaciones de los líderes del sector privado del Grupo Asesor del Sector Privado del Fondo ODS, que proporcionan información sobre cómo las empresas están trabajando para abordar cuestiones complejas de gobernanza y rendición de cuentas. Los estudios de caso de la compañía destacan el valor de los ODS y demuestran la importancia de las intervenciones para promover el acceso a la justicia y la consolidación de la paz a través de un apoyo específico.

El Fondo ODS ya está trabajando en 23 países con un amplio abanico de socios. Creado en 2014, con una contribución inicial del Gobierno de España, es el primer mecanismo interagencial de la ONU que trabaja para implementar programas de ODS a nivel de país. El Fondo ODS trabaja para establecer una mayor colaboración entre las agencias de la ONU y para colocar a las empresas a la vanguardia de la Agenda de Desarrollo. Se están llevando a cabo varias alianzas exitosas con múltiples contrapartes, lo que fomenta la profundización del compromiso con nuevos actores, especialmente el sector privado.

Para leer y descargar el informe, entre en www.sdgfund.org/es/empresas-y-ODS16