Octubre 19, 2017
Las industrias creativas pueden crear un cambio positivo



El Fondo ODS se alía con artistas, chefs y arquitectos para abordar desafíos globales

Annefleur Bruin, de 17 años, es una estudiante de instituto en Eindhoven, en los Países Bajos. Es también una cantante y compositora que siente el impulso de hacer todo lo posible para llamar la atención sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluyendo la problemática del hambre.

"No soy una guerrera, no soy una presidenta ni una líder de nada. No soy ni siquiera valienta", afirma. "Pero puedo ayudar a llamar la atención sobre esta cuestión, y motivar a la gente puede ayudar a combatirlo y a resolverlo. No hay necesidad de que haya hambre estructural en un mundo con comida suficiente. Esto es el resultado de las guerras, la economía, la naturaleza y la forma en que el mundo está organizado".

Así que Bruin hizo lo que sabe mejor: escribir canciones. Tituló a una “No to Hunger” (No al hambre) y afirma que seguirá escribiendo -y cantando- sobre este problema.


No hay necesidad de padecer hambre estructural en un mundo con comida suficiente. Esto es el resultado de las guerras, la economía, la naturaleza y la forma en que el mundo está organizado.

Annefleur Bruin

La conexión entre música y ODS puede no parecer obvia para muchos, pero el Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) está trabajando codo a codo con artistas de diferentes industrias creativas para llamar la atención sobre algunos de los mayores problemas del mundo, incluyendo el hambre, la pobreza y el cambio climático.

Las industrias culturales y creativas crean más de 29 millones de trabajos en el mundo, y juegan un papel clave en la mejora de la vida de la gente y en el impulso de las economías. Al incorporar valores centrados en las personas y priorizar la sostenibilidad, estos sectores pueden impulsar los 17 ODS de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El Fondo ODS colabora con representantes de la música, la arquitectura, la industria de la alimentación y la educación para abordar muchos de los problemas mundiales más apremiantes. Por ejemplo, nos hemos aliado con prestigiosos cocineros como los hermanos Roca para informar a la industria alimentaria y al público sobre la cocina sostenible, la nutrición, la seguridad alimentaria y la necesidad de eliminar el desperdicio de alimentos. En el campo de la arquitectura, promovemos a los ganadores del Premio Pritzker,  conocido como el "Premio Nobel de Arquitectura", para destacar cómo este sector puede servir a los menos privilegiados, mitigar los efectos de los desastres y reducir el consumo de energía. Y nos hemos asociado con Berklee College of Music para promover la diversidad y la igualdad de género en la industria de la música.

Estos son solo algunos ejemplos de nuestra colaboración con los sectores creativos. Pero como lo ilustra el trabajo de Bruin, todos pueden encontrar la manera de involucrarse: 

"Cuando me preguntas por qué escribí esta canción, no es porque me levanté un día y la música y la letra me vinieron", dice. "Tomé la decisión de sentarme y pensar de qué forma, grande o pequeña, puedo ayudar. Y tú también puedes".