Idiomas

Diciembre 13, 2017
España ayuda a mejorar las vidas de 3,5 millones de personas a través del Fondo ODS de Naciones Unidas



Tres millones y medio de niños y niñas, mujeres y hombres en más de una veintena de países de América Latina, África, Oriente Medio y Asia han visto mejoradas sus vidas en los últimos tres años. Personas como Claudia y Wurood, productoras y comerciantes de té en Jenín, Palestina; o como la agricultora boliviana Rosse Mary Andia, que con su huerto orgánico surte de productos nutritivos y saludables a su comunidad; o como decenas de jóvenes de Kono, en Sierra Leona, que han ganado acceso a empleo decentes a los compromisos negociados con las industrias mineras de la zona, que ahora reinvierten una parte de sus beneficios en el desarrollo de las comunidades locales.

Todo ello ha sido posible, en buena medida, gracias al compromiso solidario de España a través del Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS), el primer mecanismo de cooperación de las Naciones Unidas específicamente dedicado al logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así lo explicó hoy la directora del Fondo ODS, Paloma Durán, en un evento de presentación en el COAM, en Madrid, donde intervinieron un nutrido número de representantes de las Naciones Unidas, del mundo académico, responsables de gobierno y socios destacados de la sociedad civil, como los laureados chefs gerundenses Josep, Joan y Jordi Roca.

Junto a Durán, también participaron el Embajador Especial para los ODS; el primer director del Fondo ODS y Coordinador Residente de la ONU en Palestina, Robert Piper; Castor Díaz Barrado, Catedrático de Derecho Internacional  y Ana María Salazar, ambos de la Universidad Rey Juan Carlos; el director del Fondo para los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Bruno Moro; Gonzalo Casas, senador, César Alierta, Presidente de Profuturo, Francisco Polo de Ferrovial y Ana Antequera, de Ebro Foods.

En las sucesivas ponencias y charlas, moderadas por la periodista Mariló Montero, los ponentes detallaron la trayectoria del Fondo ODS, desde su creación y sus fórmulas de trabajo, hasta los resultados obtenidos, su capacidad para promover nuevas alianzas entre los distintos actores involucrados en el desarrollo o el papel destacado de España como uno de sus principales impulsores.


Mecanismo multidonante y multiagencial

La contribución de España como primer donante fue decisiva para crear en 2014 del Fondo ODS de las Naciones Unidas, cuyo objetivo es avanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a partir de programas conjuntos en todo el mundo. Más de 20 donantes se han sumado ya al Fondo ODS,  lo que ha permitido impulsar iniciativas de desarrollo en 23 países con un presupuesto total de $70 millones de dólares. Aproximadamente el 58 por ciento de estos recursos los aportan las contrapartes nacionales y locales, incluyendo al sector empresarial.

La capacidad de reunir a múltiples socios en proyectos de desarrollo es un elemento distintivo del Fondo ODS. En cada programa conjunto trabajan codo a codo al menos tres agencias de la ONU, gobiernos nacionales, universidades, sociedad civil y empresarios, para abordar los desafíos de la pobreza desde sus múltiples ángulos.

El trabajo conjunto de varias agencias de la ONU es una de las prioridades del nuevo Secretario General, Antonio Guterres, y permite al Fondo contar, por ejemplo, con el componente de producción agrícola que aporta FAO en proyectos de seguridad alimentaria; con la experiencia de UNICEF para un mejor acceso a la nutrición de niños y niñas; con la OMS para la coordinación con los sistemas de salud; o con ONU Mujeres para garantizar la igualdad de derechos de mujeres tanto en los recursos por la producción de alimentos como en el acceso a la nutrición. En estos momentos, 14 agencias de la ONU trabajan ya de forma coordinada en proyectos de desarrollo.

Empresas por el desarrollo sostenible

Uno de los pilares fundamentales del Fondo ODS es el de facilitar alianzas público-privadas para el desarrollo. Para abordar el complejo reto facilitar el diálogo entre gobiernos y organismos internacionales con el sector empresarial, el Fondo creó un Grupo Asesor del Sector Privado compuesto por compañías internacionales de todo el mundo líderes en sus respectivos sectores. En este sentido, destacaron la presencia en este grupo de empresas con origen y sede en España como Ferrovial, Ebro Foods, Fundación Microfinanzas BBVA o la Fundación Seres, que además participan también como socias en varios de los proyectos de desarrollo del Fondo ODS sobre el terreno.

Origen del Fondo ODS

El Fondo ODS nace gracias al compromiso de España con las Naciones Unidas por el desarrollo. El país ya lo había apoyado en 2007 con la creación de un importante mecanismo para alcanzar los anteriores Objetivos de Desarrollo del Milenio: el Fondo ODM. Partiendo de esa experiencia, el rey Felipe VI anunció en 2014 a todos los Estados Miembros de la ONU que la voluntad de España sería crear un nuevo fondo para continuar liderando el compromiso decidido por el desarrollo en la nueva post-2015.

El Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible se crearía, por tanto, como un mecanismo permanente de Naciones Unidas para el logro de la Agenda 2030, sin fecha de cierre.

Un año después, al tiempo que la Asamblea General de la ONU aprobaba la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, el jefe del Estado español comparecía ante el resto de Estados Miembros para informar de que el Fondo ODS ya estaba en funcionamiento y tenía en marcha proyectos de desarrollo sostenible en más de 17 países.

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Después de tres años de intensas negociaciones, los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas se reunieron en Nueva York para adoptar oficialmente el nuevo programa de desarrollo sostenible, durante la Cumbre de la ONU de septiembre de 2015. Esta es una agenda universal, un llamado a la acción para todos los países por igual, sean de renta baja, media o alta.

Presentó un conjunto de objetivos integrales para los siguientes 15 años enfocados en las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y las alianzas. La agenda integra la máxima de “no dejar a nadie detrás”, que solo podrá lograrse a través de alianzas entre actores tradicionales y no tradicionales, incluyendo gobiernos, sociedad civil, sector privado y ONU.