Languages

Topbar Menu EN

July 21, 2017
Jóvenes chefs cocinan su futuro en Samoa



En Samoa, un pequeño estado insular en el Océano Pacífico, casi tres cuartas partes de la población  tiene menos de 30 años. Sin embargo, las tasas de desempleo juvenil doblan la tasa de desempleo nacional. Para ayudar al Gobierno a revertir esta situación, un programa del Fondo de Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) en Samoa está creando oportunidades de empleo para jóvenes a partir de la agricultura ecológica y apoyándose en alianzas público-privadas en sectores clave como el turismo y la agricultura. Una docena de mujeres y hombres jóvenes graduados en restauración y cocina, beneficiarios de los cursos de formación desarrollados por el programa, son el rostro de las nuevas oportunidades de futuro que se están abriendo para la juventud en Samoa.

La Asociación Culinaria Samoana, a través de sus cursos Grass Roots Cookery Training (capacitación de base en cocina), colabora con el programa del Fondo ODS en Samoa colocando a jóvenes desempleados en las cocinas de los restaurantes del país, ofreciéndoles formación teórica y práctica y dándoles una oportunidad de incorporarse en el mercado de trabajo. La primera promoción de graduados se produjo en agosto de 2016, después de doce semanas en prácticas en cocinas locales de Savaii y Apia.

Durante ese tiempo, adquirieron habilidades en cocina y pastelería, así como en seguridad alimentaria, costo de los alimentos y técnicas de primeros auxilios. Otro aspecto destacado del curso fueron los módulos sobre vida positiva y habilidades laborales. Pero lo más importante, tal como destacan sus organizadores, es que el 100% de los alumnos han obtenido trabajo a tiempo completo en las cocinas donde realizaron sus prácticas.



El futuro de la cocina samoana

El chef Joe Lam, propietario del restaurante Scalinis y presidente de la Asociación Culinaria Samoana, y el chef Michael Hardy, chef ejecutivo del restaurante Tanoa Tusitala y vicepresidente de la Asociación Culinaria Samoana, agradecieron durante el primer acto de graduación a los muchos negocios, hoteles, restaurantes y resorts que apoyaron a los aprendices. "Sin estos socios, que compartieron su tiempo, experiencia, productos y tutoría gratuita con los aprendices, el programa no sería posible. Con su dedicación y su creencia en el programa, doce hombres y mujeres jóvenes ahora trabajan a tiempo completo y tienen una brillante carrera delante de ellos", manifestó Hardy.

Por su parte, el Chef Lam manifestó que estos nuevos cocineros "son el futuro de la industria culinaria de Samoa y cubren una gran necesidad, ya que son el personal de cocina capacitado. Pueden ahora ayudar y asistir en sus cocinas, y si persisten en su trabajo, pueden continuar su formación hasta convertirse en grandes chefs". Como colofón del acto, los jóvenes graduados recibieron uniformes completos de cocinero, así como un juego de cuchillos profesionales para ayudarles en sus nuevas carreras.

Con su dedicación y su convencimiento en el programa, doce hombres y mujeres jóvenes trabajan ahora a tiempo completo y tienen una brillante carrera delante de ellos

Con su dedicación y su convencimiento en el programa, doce hombres y mujeres jóvenes trabajan ahora a tiempo completo y tienen una brillante carrera delante de ellos
Chef y presidente de la Asociación Culinaria Samoana

De la granja a la mesa

El programa conjunto cuenta con financiación de la Cooperación Española a través de su contribución inicial al Fondo ODS yestá implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), junto a ministerios del Gobierno samoano y el Consejo Nacional de Juventud de Samoa. Su objetivo es combatir el desempleo juvenil y su impacto negativo en el desarrollo económico y social del país a través en la agricultura ecológica, aplicando un enfoque de valor “de la granja a la mesa”.

El programa se enfoca en activar la participación a gran escala de los jóvenes en la agricultura ecológica, como base comercial sostenible y viable, a través del desarrollo de una planta de procesamiento que proporcione capacitación, transferencia de conocimientos y empleo a los jóvenes. También, el programa fortalece la capacidad institucional de las organizaciones locales para responder a las necesidades de los jóvenes en cuanto a información y empleo en el sector de la agricultura ecológica.