Septiembre 24, 2018
Combatir la sequía, una oportunidad para el empoderamiento femenino en Cuba



Santiago de Cuba padece desde una situación sequía extrema creciente. Actualmente las fuentes de abasto en 2015 apenas llegaban al 27,5% de su capacidad, y en la ciudad de Santiago de Cuba, con medio millón de habitantes, apenas registraba el 16%. Contribuyendo con las autoridades cubanas, contrapartes locales y agencias especializadas de la ONU, el Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Fondo ODS) puso en marcha en 2016 un programa conjunto para abordar la problemática de forma integral. Esto incluye sistemas de alerta temprana meteorológica, la distribución y abastecimiento de agua en condiciones de escasez, la creación de capacidades para el acceso de agua segura; o el uso eficiente de agua para continuar con la producción de alimentos en condiciones de sequía. En medio de esta gran tarea, las mujeres se han alzado como agentes clave, convirtiendo la lucha contra la sequía en una oportunidad para avanzar en su empoderamiento.

En correspondencia con la voluntad política del país relativa a la igualdad de hombres y mujeres, el programa conjunto del Fondo ODS ha promovido la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Por una parte, reconoce y aprovecha el protagonismo, la preparación técnica-profesional y el liderazgo de las mujeres al desempeñar los roles de género comunitario. Por otra parte, potencia la participación de mujeres y hombres en condiciones de igualdad, y promueve el trato justo y equitativo en función de las necesidades diferenciadas, condiciones y posiciones de género de ellas y ellos.


El JP ha concebido priorizar el mejoramiento de las condiciones de vida asociadas al uso eficiente y almacenamiento adecuado del agua considerando que esto incide en el ejercicio del cuidado y en el bienestar y el tiempo de las mujeres. La "Campaña Agua Siempre Segura" continúa su desarrollo propiciando que sea sensible a género y teniendo como uno de sus propósitos animar a eliminar la sobrecarga de las mujeres. También acompaña y refuerza la sensibilización comunitaria, dotándola de información, comunicación y educación sobre el uso racional y responsable del agua y la prevención de enfermedades de origen hídrico y vectorial.

La mayoría de las personas clave en la gestión eficiente del agua en Santiago de Cuba son mujeres y el programa del Fondo ODS contribuye a fortalecer sus capacidades y empoderamiento, así como el trabajo conjunto que ellas realizan integrando y liderando equipos multidisciplinarios e interinstitucionales. Esto se aprecia en el diseño e inicio de la implementación de las acciones que se ejecutarán como parte de la iniciativa piloto “Suma tu gota con igualdad de género. Las mujeres en el centro del problema y las soluciones”, cuya primera intervención en la comunidad se realizó en MICRO III, con la participación de un centenar de personas y en saludo al 57 Aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas.

En el período destaca que se desarrolló taller de sensibilización de género en el centro de enseñanza Abel Santamaría, con la participación de miembros de las cinco cooperativas que intervienen en el programa del Fondo ODS. Además, dos presidentas de cooperativas fortalecen sus capacidades al participar en encuentros de igualdad de género, autonomía económica y liderazgo femenino para la adaptación al cambio climático en el sector agropecuario; talleres que fueron realizados por el proyecto BASAL y que permitieron compartir experiencias y aprendizajes sobre el empoderamiento con mujeres de otros territorios.

Además, las mujeres y las niñas se encuentran empoderadas en su derecho al agua, toda vez que con el programa han fortalecido su empoderamiento con información, comunicación y educación sobre el uso racional y responsable del agua, así como en la prevención de enfermedades de origen hídrico y vectorial. Este empoderamiento contribuye a un mayor bienestar a nivel familiar y comunitario.